23/10/16

Reseña: Saint Anything


Título: Saint Anything

Autor: Sarah Dessen

Editorial: Viking

Páginas: 432

Lengua: Inglés

ISBN: 978-0-451-47743-9

Año: 2015

Rating GoodReads: 4.05

Precio: 14 €


¿Cuándo tu mundo se tambalea, como puedes encontrar equilibrio?

Sydney siempre se ha sentido invisible. Ha crecido acostumbrada a que su hermano, Peyton, sea el centro de atención y preocupación de la familia.  Peyton es guapo y carismático, pero inclinado hacia la auto-destrucción. Ahora, después de un accidente provocado por conducir ebrio que ha dejado a un chico paralítico, Peyton está sirviendo tiempo en la cárcel, y Sydney se encuentra sola, preguntándose su lugar en la familia y en el mundo.

Entonces conoce a la familia Chatham. Atraída dentro de su caluroso y caótico círculo familiar por la efervescente Layla, Sydney experimenta la aceptación incondicional por primera vez. Pero es con el hermano mayor Mac, callado, observador y protector, que Sydney por fin se siente vista.

La novela más profunda y psicológica que Sarah Dessen ha escrito hasta la fecha es la historia absorbente de una chica descubriendo la amistad, el amor y a sí misma.


Esta historia es sobre Sydney, una chica que siempre se ha sentido invisible debido a la personalidad de su hermano Peyton, y de como se ve afectada de lleno por los errores que este ha cometido. Todo comienza el día que Peyton es sentenciado a prisión por conducir ebrio y dejar a un chico paralítico, a partir de ese día Sydney tiene que lidiar con sentimientos de soledad y culpa. Una de las primeras decisiones que Sydney toma a raíz de ese día es cambiarse de instituto, ya que no puede aguantar que todo el mundo sepa de quien es hermana y que todo el mundo hable sobre ello. Allí conocerá a diferentes personajes que ayudan a Sydney a conocer lo que es la amistad, el amor y, finalmente, a encontrarse a sí misma.

Primero conoce a Layla, una chica que nada más llegar a su nuevo instituto la hará sentirse como en casa. Además, se convertirá en su mejor amiga y la ayudará con todo lo que pueda. Hay varias escenas que tras leerlas por completo te dejan deseando tener una mejor amiga como Layla.

Después conoce a Mac, el hermano mayor de Layla, un chico callado y observador que hará que Sydney se sienta como nunca antes lo había hecho. Mac es ese tipo de chicos que como bien dice Layla, siempre está cerca por si lo necesitas. La verdad es que me encanta la relación que mantienen Mac y Sydney, ya que no es un amor que se crea de la nada, sino que tiene un recorrido y una evolución.

Por otro lado esta Ames, el mejor amigo de Peyton y que ayuda a los padres de este en todo lo que puede. La palabra con la que define Sydney a Ames es CREEPY (repulsivo), si, si con letras mayúsculas. Es uno de esos personajes que desde un primer momento sabes que hay algo raro en él, y a medida que vas leyendo cada vez que aparece el personaje no puedas parar de sentir repulsión hacia él.

Por otro lado, están los padres de Sydney y Peyton. La verdad es que no se me ocurren palabras para describirlos, sobre todo a la madre. Puedo entender que un hijo este en prisión pueda ser un momento difícil, pero lo que no entiendo es la forma en la que tratan a Sydney, ya que prácticamente no le hacen ni caso, ni la forma en la que se piensa, o busca excusas para ello, de que su hijo es inocente.

Por último, esta la Señora Chatham, la madre de Layla y Mac. Creo que aunque no aparezca en muchas de las escenas es un personaje muy importante, sobre todo para Sydney, ya que ella es una de las pocas personas, junto con Layla y Mac, que se preocupan de una manera genuina por ella y que siempre está dispuesta a escucharla y a darle consejos. Se convierte en una segunda figura maternal para Sydney.

Como opinión personal, creo que todos los personajes están desarrollados de una manera perfecta, no cambiaría nada de ninguno de ellos. Además, todo ellos ayudan a Sydney a encontrarse a sí misma de una manera o de otra.


En definitiva, aunque esta historia sea más profunda que sus otros libros, Sarah Dessen sigue en su línea de escribir historias que te llegan al corazón y que no dejan indiferentes a nadie. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario